La opinión y la verdad de ser feliz.

«Todo lo que escuchamos es una opinión, no un hecho. Todo lo que vemos es una perspectiva, no la verdad.» Marco Aureliodescarga-1

Conocer y saber sobre filosofía es hermoso. Quizá al igual que el resto de ciencias y disciplinas que algunos seres humanos dominan, pero cada vez aprecio más leer sobre filosofía.

En mi curso de orientación universitaria estudie esta disciplina y una de las enseñanzas que me ha perseguido, toda mi vida, es uno de los pensamientos de Aristóteles:

«El fin que busca el ser humano , en su más plena consciencia, es ser feliz».

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pero ¿hay una fórmula para obtener la felicidad? 

Seguro que la química no puede aportar soluciones permanentes de estado anímico feliz. Indudablemente, la química colabora en frenar, en ocasiones, los estados depresivos, antítesis del estado felicidad.

Martin Seligman, psicólogo americano, estableció un enunciado matemático como fórmula de la Felicidad:

F = H + C + D

  • H = La Heredada capacidad de ser feliz;
  • C = Circunstancias de vida personales;
  • D = El Deseo de ser feliz

464ab07ec4d4bb056256c343837a3a2ced132996_1600x1200

«Al igual que la vida es algo más que la vida placentera, la vida con sentido es más que la buena vida».

Este simple sumatorio, el cual se puede dotar de cantidades diferentes en cada variable, pudiera ser una aproximación real, sin contar con el azar y el destino, en los cuales no podemos influir, lo que genera incertidumbre.

Ante la  incertidumbre solo cabe TALENTO.

Indudablemente, tener una buena herencia de felicidad aporta una gran dosis de materia a la fórmula. Y no voy a entrar a dar mi opinión sobre lo que entiendo por lo «heredado». Pero, sí voy a entrar en decir que tenemos la obligación, cada uno de nosotros, de dejar una herencia de capacidad de ser feliz a nuestros hijos y con los que nos relacionamos.

La circunstancias de vida personales, también suman o restan de manera importante. No voy a entrar, tampoco, en verter mi opinión sobre el concepto de «circunstancias de vida personal». Pero, sí voy a expresar que tenemos la obligación de tener coraje y luchar para cambiar nuestras circunstancias personales, llegar a las que consideramos adecuadas y mantenerlas, e incluso mejorarlas si estamos dispuestos.

No se trata de buscar lo mejor, se trata de aceptar lo «suficientemente bueno«.

El deseo de ser feliz, has de mantenerlo en tu mente dominando tus miedos, que están ahí, a tu lado y que ellos conviven contigo; recuerda: tú mandas.

Un segundo, un minuto, una hora, un día, un mes, un año, cualquier unidad temporal finita de la variable  tiempo, la echas a perder si no alimentas el deseo de ser feliz.

Creo que hay que ser moderadamente feliz. Tener un infinito espectro de grises, entre el blanco y el negro, modulan la felicidad.

Hace unos días, el Australiano me pidió que escribiese sobre «disfrutar la vida, que el tiempo pasa…» Alguien muy cercano, también me expresaba lo mismo: «la vida pasa volando y empiezo a querer vivir».

¡No dudes en disfrutar ni de vivir un solo instante plenamente!

La felicidad es una forma de viajar, no un destino. Ayer me propusieron un medio de transporte para viajar, un reto, puede funcionar o no funcionar, pero lo voy a vivir con plenitud, intensidad, pasión y total lujuria. Que no sale, aplico Shackleton.

Quien me propuso el reto habla de viajes apasionantes, me ayuda sin interés y «lo único que puede ayudar [salvar] a un ser humano es otro ser humano«

ser_humano

Eslogan de una campaña publicitaria de Médicos Sin Fronteras

Hay algo que tengo clarísimo, solo soy feliz cuando hago vida social, cuando me relaciono en mi vida profesional, cuando vivo en comunidad, cuando acepto y empatizo con los demás, cuando ayudo y soy ayudado, cuando tengo TOLERANCIA.

Ser emperador [Marco Aurelio] romano y filósofo, «is cool«:

«La felicidad en la vida depende de los buenos pensamientos que se tengan»

Hay que ser un poco más «hipster«, tener estilos de vida diferentes a los tradicionales, en definitiva tener diversidad.

Mi último comentario: ¿Soy feliz?  ¿Lo eres tú…?

Spread the word. Share this post!

Comments (7)

  1. Mercedes

    Responder

    Lo primero felicitarte por este blog tan maravilloso que has creado y que estoy segura será todo un éxito. Por otro lado creo que está muy bien hacer vida social, empatizar con los demás ……porque todo esto nos enriquece , pero para ser feliz, primero hay que buscar la felicidad dentro de uno mismo, ser tu mejor versión y si no es así difícilmente la podrás encontrar al lado de los demás.

  2. PG

    Responder

    Para Aristóteles la sabiduría era el camino a la felicidad… Pero quien es más feliz, quien ignora o quien más sabe? Son las personas más sabías las más felices?
    Cuanto más conoces, más cosas tienes que aceptar para no caer en la infelicidad… Más esfuerzo necesitas para que algunos conocimientos no te depriman.
    Bendita ignorancia. Aunque no quisiera caer en ella.

  3. Mariano Sanz

    Responder

    Genial. Pararse y meditarlo, es un ejercicio que se debería de hacer en medio de todo este laberinto que nos rodea en el día a día de nuestra existencia. Quizás sólo cinco minutos, solo ese mínimo tiempo, para ejercitar la percepción de las cosas y situaciones que nos rodean. Ello potenciará nuestro instinto e inteligencia para resolver con la sabiduría, innata del ser humano, los avatares que nos apuntan y afectan.
    Felicidades Alberto, y gracias por abrirnos una puerta para conocer la paz.

  4. Oscar

    Responder

    Me gusta este párrafo:
    Hay algo que tengo clarísimo, solo soy feliz cuando hago vida social, cuando me relaciono en mi vida profesional, cuando vivo en comunidad, cuando acepto y empatizo con los demás, cuando ayudo y soy ayudado, cuando tengo TOLERANCIA

    Gran entrada!

  5. Andres

    Responder

    Muy bueno Alberto. Desconocía tu faceta de filósofo. Me ha gustado mucho y creo que puede ayudar a muchos. Lo voy a reenviar. Muchas gracias. Un fuerte abrazo

  6. Jorge Díaz

    Responder

    Suena egoísta leer sobre ser feliz pero si está relacionado como dices con la comunidad y vivir en sociedad la cosa suena todavía mejor

  7. Gema Fernández

    Responder

    Preciosa reflexión que pasamos por alto demasiadas veces…
    Debemos pararnos con más frecuencia a disfrutar de la vida, de esas pequeñas cosas y detalles que muchas veces nos pasan desapercibidos.
    Espero que continúes escribiendo posta como este que nos enriquecen por dentro y nos ayudan a ser felices.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies