El Laberinto del Fauno

Laberinto, calles y encrucijadas intencionadamente complejas diseñadas para hacer zozobrar la salida del mismo.

Patas y cuernos de macho cabrío, con largas orejas vellosas, Fauno.  Protector del ganado y de los campos, «el que protege del lobo».

El Laberinto del Fauno, dicen que la obra maestra de Guillermo Del Toro, pura narración de la maldad del ser humano.

No tengo dudas, nos encontramos dentro de un laberinto donde las encrucijadas se llaman: corrupción, abuso, acoso, especulación, incertidumbre, exclusión social, perversidad, falta de diversidad, alienación, inseguridad, imposición…

Tampoco tengo dudas, buscamos un líder que nos proteja, que nos acune y que nos guíe ante tanta magnitud de ignominia…queremos un Fauno.camiseta-el-laberinto-del-fauno-pesadilla-halloween

No existe un líder, no existe un dios, no existe un ser mitológico que nos proteja del lobo. Esta aseveración has de tenerla clara.

 «Si Dios existe, espero que tenga una buena excusaAllan Stewart Königsberg

Solo existimos nosotros, los que con nuestra actitud y aptitud podemos proceder a la ignición del proceso disruptivo que cambie el objetivo del laberinto en el que estamos inmersos, y lo estamos desde hace tiempo…solo debes mirar a tu alrededor.

Y nosotros deseamos bienestar y trabajo, que son una combinación entrelazada, como si de un puzle se tratase, tanto del «welfare» como del «workfare», lo que nos permitirá vivir con relativa tranquilidad en esta realidad que nos rodea.

Pero, no hay que olvidar que la realidad no deja de ser una construcción social…y repercute en nuestras decisiones. ¿Estamos influenciados por nuestro grupo de iguales? Me temo que sí. En muchas ocasiones olvidamos nuestro espíritu crítico.

Hay intereses que quieren que vivimos en extremos polarizados, sin equilibrio, sin balance, con realidad manipulada.

Últimamente, solo veo la polarización de situaciones por absolutamente todos los lados, ¡qué cretino soy!…hace mucho tiempo que lo veo…

No hay dialogo, primera regla del liderazgo. El liderazgo es más importante y pragmático que ser líder, hace totalmente participe al resto.

Quien solo lidera, no ejerce liderazgo, porque no dialoga, porque no negocia, porque no llega a puntos de encuentro, porque no le interesa salvar las encrucijadas para salir del laberinto…

blanco-y-negro-revista-ilustrada-n-605-diciembre-1902-d_nq_np_911611-mla20588594433_022016-f

Recuerdo siempre en mi memoria la revista Blanco y Negro y  siempre me he preguntado por qué Torcuato Luca de Tena y Álvarez Ossorio la llamaron  de esta  forma.

Siempre he pensado que el título ironiza con nuestra idiosincrasia hispánica.  Pero me queda la esperanza de que fuese por los infinitos matices entre dos colores opuestos.

No puedo negar la mayor, necesitamos liderazgo ejercido por un líder, que sepa moverse entre los matices, no entre las sombras, no un líder de blancos y negros.

¿Es el líder que merecemos o es el líder que necesitamos? …me encanta la duda que se plantea en «El Caballero Oscuro».

La cuestión es como «diantres» va a ejercer el liderazgo…¿con prevención o con anticipación?

Prevención significa prepararse para un futuro que se espera y para el que se quiere estar preparado. Anticipación se refiere a un acción que obvia la imprevisibilidad del futuro, …, se activa la  co-evolución de un acontecimiento. (Pág. 122 El pequeño libro de los grandes cambios)

Quiero un líder que ejerza liderazgo preventivo, sin lugar a dudas. ¿Lo habrá?

De lo contrario la anticipación, actitud muy habitual en el ser humano, regirá nuestros designios, afrontando los problemas de la siguiente manera:

  1. Negando la evidencia: «No pasa nada». Busco solución al problema.
  2. Ira: «¡Coño! Me ha tocado a mi». Mi ira ataca a todo lo que se menea.
  3. Negociación: «Daría cualquier cosa por una solución». Trato de negociar.
  4. Depresión: «Se acabó, nada importa, esto no tiene solución». Me encierro en mi mismo y me deprimo.
  5. Aceptación: «No puedo cambiar lo que acontece, así que voy a prepararme para aceptarlo». Lo que mi abuelo decía…preparar el viaje…

El modelo anterior, humilde extrapolación por mi parte,  es lo que se conoce como «duelo por etapas», descrito por la psiquiatra Elisabeth Kübler Ross, y es nuestra reacción cuando nos enfrentamos a la noticia más radical de nuestra vida…ser definitivamente conscientes de que no somos inmortales.

Mi última reflexión: ¿Mi actuación es preventiva? ¿Y la tuya?

Spread the word. Share this post!

Comments (1)

  1. Andrés Asenjo Besos

    Responder

    Hola Alberto, coincido contigo en la necesidad de buenos líderes, pero ellos no podrán hacer nada si los demás esperamos que solución a los problemas nos venga solo de arriba.

    Un abrazo.

    Andrés

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies